Cómo mejorar tus autorretratos

¿Pensabas que los autorretratos eran una invención del siglo XXI? ¡Pues te equivocabas! Aunque ahora sea más cool llamarlas selfies, retratarse a uno mismo ha sido desde hace siglos algo muy común. ¡Si no, mira las obras de grandes pintores como Velázquez o Van Gogh! Sí, el postureo es más antiguo de lo que pensabas. Y como si lo hacemos, lo hacemos bien, hoy te traigo trucos para ser original en tus autorretratos.

Querida luz

Lo primero, como hemos comentado otras veces, es tener buena luz. En la medida de lo posible, opta por la luz natural, idealmente colocándote cerca de la ventana, debajo de algo (un porche, un puente, un árbol, un paraguas, etc.) o aprovechando la luz del atardecer para obtener los mejores resultados.

Foto de fotografia10.com
Foto de fotografia10.com

Sé tú mismo

Lo segundo, elegir un estilo. El blanco y negro es uno de mis favoritos ya que aporta a la fotografía un toque más artístico, más íntimo, más poético si quieres, en el que las texturas sobresalen y da pie a muchos juegos con la luz. Cabe decir que no es solo tu cara la que te define, así que un autorretrato puede ser perfectamente de espaldas, ya que tus hombros, tu pelo, tu espalda… también forman parte de ti. Del mismo modo, hacerse una foto no significa tener que mirar al objetivo. Recuerda que cómo te coloques hablará por ti, del mismo modo que lo hará el fondo que elijas, asegúrate pues de querer “contar” lo que te has propuesto.

Para los más aventureros, las fotos subacuáticas resultan muy originales y divertidas, además tu figura saldrá estilizada bajo el agua. Ahora existen cámaras acuáticas muy económicas y muy recomendables de llevar si vas de viaje a destinos de playa exóticos.

Si tienes alguna técnica especial a la hora de sacarte autorretratos, no dudes en dejarme un comentario.