Cómo organizar una sesión fotográfica

Hola de nuevo, aquí estoy un día más para acercaros conocimientos y trucos de fotografía. Algunos de vosotros os habéis interesado por cómo organizo las sesiones de fotos que hago. Aprovecho vuestra curiosidad, pues, para transformar este tema en un artículo.

Idea y planifica

Antes que nada, debes tener una idea clara de lo que quieres sacar de tu sesión. Inspírate y apunta cuál quieres que sea el resultado. Pregúntate quién, cómo, cuándo, dónde y por qué. Esta será tu hoja de ruta durante todo el proyecto. Como ejemplo, yo hago muchas sesiones de fotos de moda, en las que hay que poner en contexto a las modelos creando una pequeña historia, como si de un cortometraje se tratara. Normalmente de este se encarga el equipo creativo (si lo hay) pero el fotógrafo también aporta sus ideas, claro.

sesión fotos moda
Foto de pixabay.com

A continuación, podemos empezar con la planificación. Es decir, organizarlo todo para que las ideas sacadas se hagan realidad. Esto incluye definir bien quién se va a encargar de qué y ponerse manos a la obra. Por ejemplo, elegir la ubicación del photoshoot o escoger el estilismo inspirándote por Internet en sitios como http://precio.online/. Para esto último siempre recurro a esta tienda de moda online por su practicidad. A esto, se le suma también hacer el casting para elegir a las modelos que se van a poner delante de la cámara, si es el caso. Si no tienes suficientes contactos, puedes recorrer a una agencia de modelos.

Llegó el día

El siguiente paso es coordinar la logística para el día D. Hay que pensar en absolutamente todo lo que vas a necesitar llevarte a la ubicación del photoshoot, tanto para ti como para las modelos. Una vez más, si trabajas en equipo alguien se encargará de esto. Hacer timings y, en definitiva, tener muy claro cuándo sucede qué durante el desarrollo de la sesión.

Una vez sacadas las fotos, se procede a la selección y edición de las mismas. Dependiendo de las características de la sesión, algunos fotógrafos optan por editar las fotos in situ, ya que esto permite hacer cambios y tomar más fotos si es necesario. Una vez elegidas las fotos que se van a publicar, se entregan del modo acordado, quedando pendiente de posibles modificaciones pedidas por el cliente. Al recibir el ok, podemos considerar el proyecto por terminado.

fotos moda
Foto de sheknows.com

Adaptación y aprendizaje

Este es el modelo organizativo más común para sesiones de fotos de moda, aunque en proyectos pequeños el proceso es mucho más corto y simple. A veces, simplemente estás tú con una modelo en un estudio, con un solo estilismo porque solo se requiere una foto. Otras veces, el despliegue de medios es enorme y una sesión puede durar catorce horas. Es bueno saber desenvolverse bien en los dos casos, por eso ambas situaciones son buenas para aprender.

A diferencia de la fotografía “estática” o en entornos naturales, esta modalidad te da la oportunidad de dar rienda suelta a tu parte más creativa, así que aprovecha para convertir en realidad la foto que tienes en la cabeza… siempre que el presupuesto te lo permita 😉